Consiste en sembrar lombrices rojas californianas, Eisenia foetida, con objeto de que depuren la tierra y creen el húmus que es un compuesto de excrementos de la lombríz, excelente fertilizante 100% orgánico, utilizado en la agricultura.

Los terrenos tratados de ésta manera son mucho más fértiles que aquellos tratados con los mejores fertilizantes artificiales, ya que los excrementos de la lombríz contienen más nitrógeno, fósforo, potasio y calcio, que el material orgánico que ingirieron.

 Eisenia foetida lombriz roja californiana
Eisenia foetida lombriz roja californiana